Salvar la vida a quienes dan vida

Salvar la vida a quienes dan vida

#Emergencia
Causa creada por: ASU ONG
Localización: Ndava (Burundi)

“Salvar la vida a quienes dan vida” tiene como objetivo ampliar en el 2024 la atención sanitaria en nuestro Centro Materno Infantil San Lucas en Ndava, Burundi


· INTRO: El «Centro Materno Infantil San Lucas» se sitúa en Ndava, una pequeña aldea rural de 20.000 habitantes en la provincia de Kayanza, al norte de Burundi, en la cual llevamos trabajando desde el año 2008 desarrollando proyectos de distintos tipos: educación, sanidad, infraestructuras, etc.

· ANTECEDENTES: Cuando empezamos a trabajar en Ndava, pudimos identificar en nuestra zona de acción graves carencias en el ámbito sanitario, y especialmente en lo relativo a la infancia: cuando llegamos a Ndava, la tasa de mortalidad en el parto era de 110 casos por cada 1.000 (bien de la madre, bien del niño o de ambos), siendo esto especialmente grave en un país con una de las tasas de natalidad más altas del mundo (5,5 hijos por mujer de media). Esto nos removió especialmente el corazón, sobre todo al conocer a esas madres que se jugaban la vida en el acto más generoso que hay: dar la vida. Por eso, decidimos construir en Ndava el «Centro Materno Infantil San Lucas», especialmente centrado en el embarazo y en el parto, pero también en malnutrición y epidemias (malaria, tuberculosis, VIH), y que en la actualidad es el centro de salud de referencia para más de 60.000 personas de la colina de Ndava y alrededores, habiéndose convertido en todo un éxito en la región. A esto, se le suman distintas campañas de vacunación, medicación, higiene, etc.

El centro se gestiona de la mano de nuestro socio local ASEDR (Association pour la Santé, l´Éducation et le Développement Rural), y está especialmente centrado en maternidad y en epidemias (debido a la alta tasa de mortalidad presente en la zona como consecuencia de lo anterior). El centro comenzó a prestar atención en junio de 2021, y estos dos primeros años de funcionamiento han sido suficientes para que nuestro centro se convierta en una referencia en toda la provincia de Kayanza, debido a la gran calidad y humanidad del servicio prestado y al equipamiento (que hemos reforzado este año con un ecógrafo), siendo tal su éxito que el número de pacientes atendidos ha superado todas las expectativas, recibiendo no solo pacientes de la colina de Ndava sino también de las cuatro colinas circundantes (60.000 habitantes en total).

· ACTUALIDAD: Esto ha provocado que, además de multiplicarse el número de atenciones generales (se está prestando atención en unas 40.000 consultas e ingresos al año -principalmente relativas a malaria, VIH, tuberculosis y malnutrición-), también se haya incrementado exponencialmente el número de partos atendidos en el centro, incluyendo todo el ciclo de preparto, parto y postparto (más de 600 este último año), superando todas nuestras previsiones. En números redondos, esto significa que gracias a la asistencia sanitaria prestada en este último año se han salvado 60 vidas de bebés y madres en los partos atendidos en el centro (teniendo en cuenta que la tasa de mortalidad en el parto en esta zona rural de Burundi era de un 10% antes de nuestra intervención). Todo esto, sin contar todas las vidas que se hayan podido salvar mediante el resto de atenciones médicas. Sin duda, es un éxito que todavía nos cuesta asimilar… ¡Todo un sueño hecho realidad gracias al apoyo de mucha gente!

Esta circunstancia hace necesaria la obtención de fondos adicionales para poder hacer frente a los gastos médicos ocasionados por el gran número de partos y consultas adicionales en los que estamos prestando asistencia sanitaria.

Objetivo de la causa

El proyecto “Salvar la vida a quienes dan vida” busca ampliar en el año 2024 la atención sanitaria que prestamos en nuestro Centro Materno Infantil San Lucas de Ndava, Burundi.

Este es nuestro proyecto más importante en estos 16 años de trabajo en Burundi, y consiste en reforzar durante el año 2024 la asistencia en nuestro “Centro Materno Infantil San Lucas” en Ndava, con el objetivo de prestar atención sanitaria de primera calidad en el parto a más de 600 mamás, así como en 40.000 consultas e ingresos para enfermos de epidemias (principalmente malaria, VIH y tuberculosis) y malnutrición. La financiación requerida es de 6.000€ y resulta fundamental para hacer frente al gran número de partos y atenciones que estamos atendiendo debido al éxito de nuestro Centro.

Viabilidad de la causa

Con la experiencia obtenida durante nuestros 15 años de trabajo en Burundi y en concreto durante estos dos primeros años de funcionamiento del Centro Materno Infantil San Lucas de Ndava, y en colaboración con ASEDR, nuestra contraparte local que gestiona el día a día del centro, ASU ha calculado que la financiación necesaria para poder ampliar en el año 2024 la atención sanitaria en el centro es 6.000€. Esto incluye todo lo necesario para el correcto desarrollo del proyecto: (i) compra de medicamentos, (ii) salarios del personal sanitario del centro, (iii) equipamiento, y (iv) gestión diaria del centro.

La sostenibilidad del proyecto y la implicación de la comunidad local en el mismo son prioritarias para ASU. En este sentido, cabe señalar que hemos logrado garantizar la sostenibilidad del Centro a largo plazo gracias a un acuerdo de cofinanciación con el Ministerio de Sanidad de Burundi. Este acuerdo, similar al alcanzado con el Ministerio de Educación de Burundi hace ya más de diez años para la cofinanciación de nuestra escuela primaria San Josemaría de Ndava y que tan buenos frutos nos ha dado, es pionero en el ámbito de la sanidad en Burundi y resulta fundamental para el éxito del proyecto pues supone la única fórmula que garantiza la viabilidad y la sostenibilidad económica del proyecto en el tiempo, así como la participación de la comunidad local en el mismo.
Este acuerdo, completamente innovador en el país, se ha demostrado de grandísima utilidad pues nos descarga de costes fijos y nos permite seguir prestando una atención sanitaria gratuita, de calidad y sostenible en el tiempo para todas las mamás y los niños de Ndava.

Puedes seguirme en mis redes sociales:

Recaudado
 
Objetivo
8.000,00€
DONACIONES
146
Último día de la causa: 15/03/2024

Presupuesto de la causa

Total 8.000,00€
Materiales 8.000,00€
Mano de obra 0,00€
Otros 0,00€

Personas beneficiadas

Directamente 40.000
Indirectamente 100.000

Deja un comentario

Probando

“Salvar la vida a quienes dan vida” tiene como objetivo ampliar en el 2024 la atención sanitaria en nuestro Centro Materno Infantil San Lucas en Ndava, Burundi

Recaudado
 
Objetivo
8.000,00€
Donaciones
146
Último día de la causa: 15/03/2024

Presupuesto de la causa

Total 8.000,00€
Materiales 8.000,00€
Mano de obra 0,00€
Otros 0,00€

Personas beneficiadas

Directamente 40.000
Indirectamente 100.000

· INTRO: El «Centro Materno Infantil San Lucas» se sitúa en Ndava, una pequeña aldea rural de 20.000 habitantes en la provincia de Kayanza, al norte de Burundi, en la cual llevamos trabajando desde el año 2008 desarrollando proyectos de distintos tipos: educación, sanidad, infraestructuras, etc.

· ANTECEDENTES: Cuando empezamos a trabajar en Ndava, pudimos identificar en nuestra zona de acción graves carencias en el ámbito sanitario, y especialmente en lo relativo a la infancia: cuando llegamos a Ndava, la tasa de mortalidad en el parto era de 110 casos por cada 1.000 (bien de la madre, bien del niño o de ambos), siendo esto especialmente grave en un país con una de las tasas de natalidad más altas del mundo (5,5 hijos por mujer de media). Esto nos removió especialmente el corazón, sobre todo al conocer a esas madres que se jugaban la vida en el acto más generoso que hay: dar la vida. Por eso, decidimos construir en Ndava el «Centro Materno Infantil San Lucas», especialmente centrado en el embarazo y en el parto, pero también en malnutrición y epidemias (malaria, tuberculosis, VIH), y que en la actualidad es el centro de salud de referencia para más de 60.000 personas de la colina de Ndava y alrededores, habiéndose convertido en todo un éxito en la región. A esto, se le suman distintas campañas de vacunación, medicación, higiene, etc.

El centro se gestiona de la mano de nuestro socio local ASEDR (Association pour la Santé, l´Éducation et le Développement Rural), y está especialmente centrado en maternidad y en epidemias (debido a la alta tasa de mortalidad presente en la zona como consecuencia de lo anterior). El centro comenzó a prestar atención en junio de 2021, y estos dos primeros años de funcionamiento han sido suficientes para que nuestro centro se convierta en una referencia en toda la provincia de Kayanza, debido a la gran calidad y humanidad del servicio prestado y al equipamiento (que hemos reforzado este año con un ecógrafo), siendo tal su éxito que el número de pacientes atendidos ha superado todas las expectativas, recibiendo no solo pacientes de la colina de Ndava sino también de las cuatro colinas circundantes (60.000 habitantes en total).

· ACTUALIDAD: Esto ha provocado que, además de multiplicarse el número de atenciones generales (se está prestando atención en unas 40.000 consultas e ingresos al año -principalmente relativas a malaria, VIH, tuberculosis y malnutrición-), también se haya incrementado exponencialmente el número de partos atendidos en el centro, incluyendo todo el ciclo de preparto, parto y postparto (más de 600 este último año), superando todas nuestras previsiones. En números redondos, esto significa que gracias a la asistencia sanitaria prestada en este último año se han salvado 60 vidas de bebés y madres en los partos atendidos en el centro (teniendo en cuenta que la tasa de mortalidad en el parto en esta zona rural de Burundi era de un 10% antes de nuestra intervención). Todo esto, sin contar todas las vidas que se hayan podido salvar mediante el resto de atenciones médicas. Sin duda, es un éxito que todavía nos cuesta asimilar… ¡Todo un sueño hecho realidad gracias al apoyo de mucha gente!

Esta circunstancia hace necesaria la obtención de fondos adicionales para poder hacer frente a los gastos médicos ocasionados por el gran número de partos y consultas adicionales en los que estamos prestando asistencia sanitaria.

Objetivo de la causa

El proyecto “Salvar la vida a quienes dan vida” busca ampliar en el año 2024 la atención sanitaria que prestamos en nuestro Centro Materno Infantil San Lucas de Ndava, Burundi.

Este es nuestro proyecto más importante en estos 16 años de trabajo en Burundi, y consiste en reforzar durante el año 2024 la asistencia en nuestro “Centro Materno Infantil San Lucas” en Ndava, con el objetivo de prestar atención sanitaria de primera calidad en el parto a más de 600 mamás, así como en 40.000 consultas e ingresos para enfermos de epidemias (principalmente malaria, VIH y tuberculosis) y malnutrición. La financiación requerida es de 6.000€ y resulta fundamental para hacer frente al gran número de partos y atenciones que estamos atendiendo debido al éxito de nuestro Centro.

Viabilidad de la causa

Con la experiencia obtenida durante nuestros 15 años de trabajo en Burundi y en concreto durante estos dos primeros años de funcionamiento del Centro Materno Infantil San Lucas de Ndava, y en colaboración con ASEDR, nuestra contraparte local que gestiona el día a día del centro, ASU ha calculado que la financiación necesaria para poder ampliar en el año 2024 la atención sanitaria en el centro es 6.000€. Esto incluye todo lo necesario para el correcto desarrollo del proyecto: (i) compra de medicamentos, (ii) salarios del personal sanitario del centro, (iii) equipamiento, y (iv) gestión diaria del centro.

La sostenibilidad del proyecto y la implicación de la comunidad local en el mismo son prioritarias para ASU. En este sentido, cabe señalar que hemos logrado garantizar la sostenibilidad del Centro a largo plazo gracias a un acuerdo de cofinanciación con el Ministerio de Sanidad de Burundi. Este acuerdo, similar al alcanzado con el Ministerio de Educación de Burundi hace ya más de diez años para la cofinanciación de nuestra escuela primaria San Josemaría de Ndava y que tan buenos frutos nos ha dado, es pionero en el ámbito de la sanidad en Burundi y resulta fundamental para el éxito del proyecto pues supone la única fórmula que garantiza la viabilidad y la sostenibilidad económica del proyecto en el tiempo, así como la participación de la comunidad local en el mismo.
Este acuerdo, completamente innovador en el país, se ha demostrado de grandísima utilidad pues nos descarga de costes fijos y nos permite seguir prestando una atención sanitaria gratuita, de calidad y sostenible en el tiempo para todas las mamás y los niños de Ndava.

Puedes seguirme en mis redes sociales:

Comentarios

Deja un comentario

Probando

Retos asociados

Deja un comentario

Probando