Campamento Anatha para niños en la calle | iHelp

Campamento Anatha para niños en la calle

Creemos realmente que todos tienen derecho a disfrutar; a recibir cariño y a entregarlo, a conectar con chicos de su edad. De esta manera se evitan las personalidades agresivas de sus padres.
Último día del proyecto: 19/08/2008

Recaudado

0,00 €

Objetivo

6.000,00 €
Impacto de la donación
0 €
Category: 
Infancy
El proyecto ha concluido. Las donaciones no serán posibles
Retos
0
Seguidores
0
Visitas
1458
Donación media
0.00€
¡Gracias!

Queridos Cibersolidarios,

Muchísimas gracias por vuestra ayuda en financiar este proyecto, sin vosotros no lo hubiéramos logrado. El campamento ha sido un éxito y finalmente acogimos a más número de niños de lo que inicialmente teníamos planteado.

Las condiciones en Camboya se han visto agravadas debido a la subida del precio del arroz. Desde marzo de 2007 el precio del arroz se ha encarecido un 75% pasando de 12 USD/kg en Marzo de 2007 a los 23 USD/Kg actuales, (en mayo alcanzó los 31 USD/Kg).

Con este proyecto habeis ayudado a cerca de 100 niños a disfrutar por unos días y salir temporalmente de sus duras circunstancias.

 

Gracias a todos.

 

El equipo de SAUCE

MÁS

Ayudamos a mantener a niños de Camboya fuera de la calle.

Con el presente proyecto se pretende enseñar y fomentar en los niños el desarrollo de sus habilidades para la relación, comunicación y entretenimiento.

Creemos realmente que todos tienen derecho a disfrutar; a recibir cariño y a entregarlo, a conectar con chicos de su edad. De esta manera se evitan las personalidades agresivas de sus padres.

Durante 3 semanas creamos en la Prefectura un clima de diversión, desde deportes hasta inglés, desde baile hasta dibujo, desde excursiones hasta cocina, desde competiciones hasta regalos prácticamente diarios. Además, reciben dos uniformes, 5 comidas y 2 duchas diarias.

Trabajamos un equipo de voluntarios españoles junto con 18 camboyanos que hacen de traductores y animadores. Además, para dichos monitores es muy importante la relación con universitarios europeos. Estos monitores reciben el salario equivalente a un médico por estas 3 semanas.

La Prefectura pone sus instalaciones y facilidades para el posible desarrollo de las actividades. Además, incluimos a los niños del Centro Arrupe para discapacitados que se encuentra en la Prefectura en cuantas actividades nos es posible. Existe un grupo de tres niñas dedicadas íntegramente al seguimiento de los discapacitados de Arrupe durante todo el verano.

Por otro lado, a los niños del campamento se les atiende durante todo el año mediante el proyecto “Anatha” en sus necesidades más básicas. Los camboyanos que hacen de monitores durante el verano son quienes nos informan de cómo transcurre la vida diaria y escolar de cada niño. Actualmente contamos con 120 socios de Anatha que contribuyen a la escolarización de niños del campamento. Nuestro objetivo a largo plazo es que, previo filtro del campamento, todos los niños hayan sido escolarizados.

Personas beneficiadas
60
directamente
300
indirectamente
Objetivo del proyecto
6000
Total
6000
Materiales
Objetivo del proyecto

General: - Fomentar la creación de confianza de los niños camboyanos entre sí. Demostrar que hay  otros camboyanos mayores dispuestos a trabajar por ellos.          

            Específicos: -     Brindar la posibilidad de disfrutar a quien nunca lo han hecho.

  • Higiene y nutrición de estos niños.
  • Educación sobre conceptos básicos y criterios morales.
  • Comunicación y trabajo en equipo entre estudiantes camboyanos y estudiantes españoles.

-      Escolarización y seguimiento durante el año a los niños

Cuantificar los resultados en un proyecto como éste es difícil.

Existen datos objetivos, que podrían ser las cinco comidas al día o las dos duchas, el arroz que se entrega a las familias de los niños que atienden el campamento o los regalos (camisetas, gorras, material escolar) que reciben estos niños y sobre todo los más de 150 niños que atienden el colegio por primera vez este año, y el objetivo de ampliar este número.

Pero también se consiguen una serie de cosas no cuantificables. El clima de armonía, las demostraciones de cariño en un país donde no existen excesivas, la posibilidad de aprender de perdonas que han dedicado su vida al servicio de los demás (todas las mañanas una persona vinculada a la Prefectura durante todo el año trata de transmitirles un mensaje), la posibilidad de disfrutar junto con otros niños de tu ciudad.

Objetivo del proyecto

General: - Fomentar la creación de confianza de los niños camboyanos entre sí. Demostrar que hay  otros camboyanos mayores dispuestos a trabajar por ellos.          

            Específicos: -     Brindar la posibilidad de disfrutar a quien nunca lo han hecho.

  • Higiene y nutrición de estos niños.
  • Educación sobre conceptos básicos y criterios morales.
  • Comunicación y trabajo en equipo entre estudiantes camboyanos y estudiantes españoles.

-      Escolarización y seguimiento durante el año a los niños

Cuantificar los resultados en un proyecto como éste es difícil.

Existen datos objetivos, que podrían ser las cinco comidas al día o las dos duchas, el arroz que se entrega a las familias de los niños que atienden el campamento o los regalos (camisetas, gorras, material escolar) que reciben estos niños y sobre todo los más de 150 niños que atienden el colegio por primera vez este año, y el objetivo de ampliar este número.

Pero también se consiguen una serie de cosas no cuantificables. El clima de armonía, las demostraciones de cariño en un país donde no existen excesivas, la posibilidad de aprender de perdonas que han dedicado su vida al servicio de los demás (todas las mañanas una persona vinculada a la Prefectura durante todo el año trata de transmitirles un mensaje), la posibilidad de disfrutar junto con otros niños de tu ciudad.

Viabilidad del proyecto

Contamos con un equipo de 16 camboyanos, liderados por Sam Arn, licenciada en empresariales, que colaboran con nosotros en el campamento y gestionan el proyecto de apadrinamiento académico durante el año. Contamos también con el apoyo logístico y de infraestructuras de la Prefectura Apostólica de Battambang, donde se desarrolla el proyecto, y con 18 voluntarios españoles.

Hay 120 socios del proyecto “Anatha” de apadrinamiento académico de niños de la calle. El campamento, y todas las actividades que se desarrollan en verano en la Prefectura, busca autofinanciarse mediante donaciones.

Contamos con el apoyo de una ONG como SAUCE y de la Prefectura Apostólica de Battambang, siendo el Obispo Enrique Figaredo nuestro principal valedor.

Los jefes de las comunidades cristianas y de todos los pueblos de alrededor apoyan el proyecto

Estamos en contacto constante con el equipo de monitores camboyanos, que son de nuestra absoluta confianza y atienden las necesidades de todos los niños.

Los niños han de cumplir con el nivel académico exigido y con la asistencia obligatoria.

El principal factor es que los niños, aún con las ayudas que se presta a sus familias para que puedan formar parte del proyecto, tengan que volver a pedir a la calle.

Viabilidad del proyecto

Contamos con un equipo de 16 camboyanos, liderados por Sam Arn, licenciada en empresariales, que colaboran con nosotros en el campamento y gestionan el proyecto de apadrinamiento académico durante el año. Contamos también con el apoyo logístico y de infraestructuras de la Prefectura Apostólica de Battambang, donde se desarrolla el proyecto, y con 18 voluntarios españoles.

Hay 120 socios del proyecto “Anatha” de apadrinamiento académico de niños de la calle. El campamento, y todas las actividades que se desarrollan en verano en la Prefectura, busca autofinanciarse mediante donaciones.

Contamos con el apoyo de una ONG como SAUCE y de la Prefectura Apostólica de Battambang, siendo el Obispo Enrique Figaredo nuestro principal valedor.

Los jefes de las comunidades cristianas y de todos los pueblos de alrededor apoyan el proyecto

Estamos en contacto constante con el equipo de monitores camboyanos, que son de nuestra absoluta confianza y atienden las necesidades de todos los niños.

Los niños han de cumplir con el nivel académico exigido y con la asistencia obligatoria.

El principal factor es que los niños, aún con las ayudas que se presta a sus familias para que puedan formar parte del proyecto, tengan que volver a pedir a la calle.

Este proyecto aún no tiene comentarios.
Sé el primero en comentar