Financiación de 15 guarderías en Etiopía | iHelp

Financiación de 15 guarderías en Etiopía

Proyecto creado por Fundación Javier Oriol Miranda, Ethiopia
En Etiopía un niño no es recibido en la escuela primaria si no ha pasado primero por dos años completos de jardín infantil. Queremos ayudar a que muchos niños no se queden fuera del sistema educativo.
Último día del proyecto: 30/09/2011

Recaudado

5.221,00 €

Objetivo

6.000,00 €
Impacto de la donación
78,315 €
Category: 
Education
El proyecto ha concluido. Las donaciones no serán posibles
Retos
1
Seguidores
75
Visitas
1723
Donación media
64.46€
¡Gracias!

Durante el año 2010 han tenido lugar dos acontecimientos  que marcan  una nueva etapa histórica para nuestro Vicariato Apostólico. El primero es que  La Congregación para la Evangelización de los Pueblos ha dividido el Vicariato de Soddo-Hosanna en dos Vicariatos  autónomos: Soddo y Hosanna.  La  motivación de esta división  es de orden pastoral  pues nuestro Vicariato  de Soddo de ahora en adelante deberá concentrarse más en la promoción humana y evangelización de las poblaciones primitivas  del  valle del río Omo que hasta ahora han vivido al margen de la civilización.  Es un gran reto pero al mismo tiempo es una fuente de energía y de creatividad para todos nuestros agentes pastorales.
Hemos comenzado ya nuestro programa abriendo una guardería en la pequeña ciudad  de Jinka que es la capital del Valle del Omo. 

No es fácil persuadir a los padres y madres de familia de que envíen a sus niños a la guardería pues esto no está dentro de sus tradiciones. Sin embargo estamos satisfechos con la respuesta pues en este primer año de funcionamiento tenemos 75 niños y niñas. 
Otro acontecimiento es la opción que hemos hecho de poner al día nuestro método pedagógico. Del método tradicional que pone el acento en la memorización  a base de repetición mecánica,  estamos empezando a implantar el método llamado "Montessori", nombre que lleva de su fundadora la educadora Italiana  del siglo pasado María Montessori. Es un método conocido con éxito internacional que es mucho más participativo. En este método el niño no es un espectador o un recipiente pasivo sino un agente de su propio  proceso educativo.

Esta nueva opción conlleva, en primer lugar, la actualización pedagógica  de nuestros maestros de tipo tradicional para que asimilen la nueva metodología. Esto requiere un curso especial de dos años, uno de teoría y uno de práctica supervisada. Afortunadamente contamos con un Instituto Pedagógico aquí en Soddo, dirigido por las Hermanas de La Caridad de San Vicente de Paúl, que está especializado en formar maestros   y maestras del método Montessori.  Nuestro sueño es que, poco a poco, algún día nuestras 21 guarderías apliquen esta nueva metodología cuyos resultados son visibles y positivos en otras partes de Etiopía. 

Naturalmente  esta opción conlleva un aspecto económico no despreciable ya que supone financiar la actualización de los maestros y maestras  así como  la renovación de todo el material pedagógico que es uno de los  secretos del método Montessori. 
Nuestro proyecto educativo viene de lejos: hace apenas tres años  muchas guarderías se encontraban en una  situación de pobreza y abandono  como se puede apreciar  en alguna de las fotos adjuntas. Hoy, gracias al apoyo solidario y generoso de la Fundación Javier Oriol Miranda nuestras guarderías están cambiando de aspecto y esperamos que en el futuro, con este apoyo, podamos realizar el "sueño Montessori" para brindar mejor educación a más de 2,000 niños desfavorecidos que frecuentan las guarderías de nuestro "nuevo"  Vicariato de Soddo en el sur de Etiopía.  El  recordado Cardenal Helder Camara  escribió un día: "Si yo sueño solo, es mi sueño y nada más, pero si soñamos juntos el sueño se vuelve un proyecto."  Con la Fundación Javier  Oriol Miranda estamos soñando juntos! +

 

Rodrigo Mejía Saldarriaga, S.J.   - Vicario Apostólico de Soddo -  ETIOPÍA

Informe de actividad

Descripción Avances conseguidos con las donaciones
- Objetivos conseguidos, actividades realizadas y resultados (según los datos del Informe Inicial del Proyecto).
El objetivo cumplido ha sido la financiación para el periodo octubre 2010 - octubre 2011 de parte del mantenimiento de 15 guarderías en Soddo, Etiopía  que atienden a una población de 2.500 niños. Los gastos han ido a sufragar la comida que se da a los niños, parte de los salarios, mejoras en equipamiento y mantenimiento.

La Fundación Javier Oriol Miranda es solo una parte del coste total de las guardarías.
El obispo Mejias también obtiene financiación de Entreculturas y de Roma para cubrir los gastos. Por eso el detalle que te adjunto es un monto superior al enviado.

MÁS

Ayudar a los más pequeños a tener acceso a una educación
En Etiopía un niño no es recibido en la escuela primaria si no ha pasado primero por dos años completos de jardín infantil.  La razón es que en esos dos años el niño debe aprender  de memoria los 188 caracteres básicos de la lengua Amhariña que es la lengua más hablada en el país y es también la lengua vehicular de la educación.  Yo también los tuve que aprender y puedo asegurar que no es un juego de niños!
 
Por eso el jardín infantil es la puerta necesaria para toda la educación futura. El problema es que aun siendo obligatorio, el número de jardines infantiles  administrados por el gobierno es muy insuficiente. La consecuencia es que casi el 70% de los niños Etíopes quedarían predestinados al analfabetismo de por vida si las organizaciones privadas y  la Iglesia no ofrecieran su colaboración en este campo.  Esto explica por qué nuestros  cristianos que tienen hijos pidan con insistencia a la Iglesia Católica que abra un jardín infantil en cada parroquia.  Es la mejor manera de hacer respetar el derecho del niño a recibir  educación y por eso es promoción de la justicia.
 
Pero hay más, el niño que no asiste al jardín infantil estará condenado diariamente al  llamado ¨trabajo de menores¨ que es también una violación de sus derechos. En África, en general, un niño de cuatro años se considera ya hábil para el trabajo: recoger leña, ir por agua con cántaros que a menudo representan más de la mitad de su peso corporal, pastorear bajo el sol el rebaño de ovejas o cabras, etc.  No son tareas fáciles ni divertidas. El jardín infantil brinda la seguridad de que el niño no se convierta en un empleado doméstico de sus padres.
 
Y finalmente, como en el jardín infantil se  da a cada niño una pequeña merienda a media mañana, este complemento alimenticio, aunque pequeño pero repetido cada día, da al niño una cierta defensa en los momentos de crisis alimentaria producida por las  sequías periódicas que ya se han vuelto parte del calendario ecológico en Etiopía. Gracias al generoso apoyo financiero de la Fundación Javier Oriol podemos llevar adelante un programa para cerca de 5,000 niños en los 32 jardines infantiles de nuestro Vicariato. Hasta ahora ninguno de ellos ha muerto víctima de la hambruna en los últimos tres años que llevo como pastor de este Vicariato Apostólico. No creo que sea pura coincidencia ni simplemente  buena suerte.
 
No es que el jardín infantil sea más importante que la educación universitaria. Pero para el niño Etíope es algo  definitivo en su vida.  Por eso me he convertido a los  jardines infantiles como una manera real y práctica de defender los derechos de los pequeños que  todavía no saben que tienen derechos. En el nombre del Evangelio, por supuesto, por aquello de que quien recibe un niño en su nombre lo recibe a Él.
Personas beneficiadas
2500
directamente
7500
indirectamente
Objetivo del proyecto
6000
Total
3000
Materiales
3000
Coste laboral
Objetivo del proyecto

Atender a 2.500 niños en 15 guarderías en Soddo, Etiopía.
Las guarderías ya están en marcha, se busca la financiación de mantenimiento.

Viabilidad del proyecto

Se tiene ya el personal, las aulas y los 2.500 niños identificados. A demás la fundación Javier Oriol Miranda se compromete a poner los 10.000€ que a demás de los 6.000€ solicitados son necesarios para esta causa. En caso de no llegar a recaudar 6.000€ la Fundación también se compromete a complementar el dinero.

 

Viabilidad del proyecto

Se tiene ya el personal, las aulas y los 2.500 niños identificados. A demás la fundación Javier Oriol Miranda se compromete a poner los 10.000€ que a demás de los 6.000€ solicitados son necesarios para esta causa. En caso de no llegar a recaudar 6.000€ la Fundación también se compromete a complementar el dinero.

 

Este proyecto aún no tiene comentarios.
Sé el primero en comentar