Fondo de Emergencias Médicos Sin Fronteras Cov-19 | iHelp
Este es un preview del proyecto que acaba de crear.

Fondo de Emergencias Médicos Sin Fronteras Cov-19

Proyecto creado por Fundación ¡Help, Spain
Médicos sin Fronteras (MSF) está tratando el coronavirus como una emergencia sanitaria, actuando, ayudando y proponiendo soluciones alrededor del mundo. Queremos ayudarles a hacerlo posible. Ayúdanos.
Último día del proyecto: 30/04/2020

Recaudado

0,00 €

Objetivo

50.000,00 €
Impacto de la donación
0 €
Category: 
Emergencies
El proyecto ha concluido. Las donaciones no serán posibles
Retos
1
Seguidores
0
Visitas
208
Donación media
0.00€
Las donaciones recibidas serán íntegramente transferidas a MSF

Acostumbrados a actuar cuando las epidemias sobrepasan las capacidades de los sistemas sociales y de salud, consideramos que la presente situación debe ser tratada como una emergencia humanitaria y eso exige un cambio en la visión y en la manera de actuar, buscando soluciones fuera de lo habitual.

Actualmente estamos activados también en España y la ONG ha creado en los últimos días un hospital de emergencia en un pabellón de la Universidad de Alcalá (Madrid) donde ha habilitado 100 camas para pacientes moderados, explican desde la organización.

Los sistemas de gestión ordinarios son incapaces de soportar la presión continuada de nuevos casos en tiempos de pandemias altamente contagiosas y exigen una adaptación decidida del sistema para aumentar la capacidad de manejo de casos y evitar que el sistema de salud colapse. 

Es necesario que se diseñen las políticas y los protocolos de salud a nivel central, y que se implementen y ejecuten a nivel local. Todos los actores que intervienen para atajar la epidemia necesitan instrucciones precisas.

Esto permite que la toma de decisiones sea mucho más rápida, que se implementen de forma inmediata todas las actividades necesarias para reducir la mortalidad y disminuir la extensión de la epidemia y que se utilicen todos los recursos disponibles para la respuesta de la misma.

También es prioritario atajar el contagio dentro de las estructuras sanitarias, y que el caso de España no se convierta excepcional precisamente por las cifras de personas contagiadas en sus hospitales. Para ello, se puede implementar la separación de hospitales con casos positivos y sin casos (limpios y sucios) para garantizar la atención a pacientes de otras patologías con menor riesgo de contagio.

MSF ya hemos puesto al servicio de las autoridades sanitarias españolas, así como de otros países, todo nuestro conocimiento y experiencia en gestión de epidemias y crisis sanitarias para el manejo y control de la epidemia.

Tienen tres ejes de acción frente a COVID-19:

  1. Asegurar la continuidad de cuidados médicos
  2. Proteger a los pacientes y a nuestros profesionales sanitarios
  3. Mantener nuestras respuestas contra la pandemia

 

El total de todas las donaciones será transferido a Médicos Sin Fronteras por parte de iHelp. Os informaremos de todo: los fondos totales conseguidos, la transferencia realizada y el seguimiento sobre qué se logrará conseguir con vuestras donaciones.

Objetivo del proyecto

Médicos Sin Fronteras apoya a poblaciones en situaciones de extrema vulnerabilidad a través de sus proyectos en más de 70 países en todo el mundo. A diario, tratan a cientos de miles de pacientes por multitud de enfermedades y dolencias.

Viabilidad del proyecto

¿Qué está haciendo Médicos sin Fronteras frente a la crisis del coronavirus?

a) Asegurar la continuidad de cuidados médicos

La situación actual es un desafío porque las restricciones actuales de viaje están limitando nuestra capacidad de trasladar personal entre diferentes países. También existe una presión global sobre la producción de algunos suministros médicos, en particular equipos de protección personal especializados para trabajadores sanitarios.

Nuestros proyectos aún pueden continuar con las actividades médicas, pero nos preocupa el suministro futuro de ciertos artículos clave, como máscaras quirúrgicas, hisopos, guantes y productos para el diagnóstico de COVID-19. También existe el riesgo de escasez de suministros debido a la falta de producción de medicamentos genéricos y a las dificultades para importar medicamentos esenciales (como antibióticos y antirretrovirales) debido a los bloqueos, a la reducción de la producción de suministros básicos, las paradas de exportación o la reutilización y almacenamiento de medicamentos y materiales para destinarlos a la COVID-19.

 

b) Proteger a los pacientes y a nuestros profesionales sanitarios

Protegerlos es esencial, por lo que también nos estamos preparando para casos potenciales de COVID-19 en nuestros proyectos. En lugares donde hay una mayor probabilidad de casos, esto significa garantizar que se implementen medidas de control de infecciones, estableciendo exámenes de detección en triaje, áreas de aislamiento y educación sanitaria. En la mayoría de los países donde trabajamos, estamos coordinando con la OMS y los Ministerios de Salud para ver cómo podríamos ayudar en caso de una alta carga de pacientes con COVID-19 y estamos brindando capacitación sobre control de infecciones para los centros de salud.

Es evidente que el personal de salud necesita apoyo y que los pacientes necesitan atención. Dada la amplitud de la pandemia, la capacidad de MSF para responder en la escala que se necesita será limitada. El que podamos ofrecer a otros países una ayuda similar a la anteriormente descrita va a depender de la naturaleza del brote, pero también de nuestra capacidad de despliegue.

 

c) Nuestras respuestas contra la pandemia

En España, asesoramos al Ministerio de Sanidad en el desarrollo de modelos que permitan ampliar la capacidad de los hospitales y en la identificación de lugares donde se puedan instalar servicios de hospitalización. En estos momentos no estamos dando apoyo en la atención médica directa por no disponer de equipos de protección individual. También participamos en la comunicación de crisis del Ministerio de Sanidad, asesorando sobre estrategias basadas en nuestra experiencia en el manejo de epidemias.

En Italia, el segundo país más afectado después de China, damos apoyo a tres hospitales en el primer epicentro del brote, con actividades de control de infecciones y atención a pacientes. Fuera de los hospitales, hemos iniciado actividades para ayudar a los médicos de familia y demás personal sanitario que asisten a personas en aislamiento en el hogar, así como al personal de una residencia de la tercera edad donde se han detectado casos.

En Bélgica, damos apoyo en triaje y prevención y control de infecciones a organizaciones que están trabajando con colectivos vulnerables, como personas sin hogar y migrantes sin papeles. También estamos organizando medidas de apoyo a hospitales en caso de que lleguen a desbordarse, y lo mismo en materia de prevención y control de infecciones y apoyo médico a entornos cerrados (como residencias de la tercera edad).

En Francia, estamos organizando actividades para ayudar a detectar y manejar los casos de coronavirus en los colectivos más vulnerables de París y la región circundante. Estamos ultimando los detalles de nuestro apoyo a las organizaciones médico-sociales con las que ya trabajamos habitualmente y a las autoridades sanitarias regionales de Isla de Francia. Estas actividades de apoyo pretenden llegar a los colectivos más vulnerables y por eso incluirán equipos móviles de consulta médica y pruebas de detección, así como diagnóstico, manejo de casos en aislamiento y atención a personas enfermas tanto en los albergues que ya existen como en los que se puedan habilitar.

En Hong Kong, nuestros equipos de promoción de la salud y apoyo en salud mental siguen trabajando con grupos vulnerables.

En Irán, hemos presentado una propuesta a las autoridades para ayudar a atender a pacientes con coronavirus.

Viabilidad del proyecto

¿Qué está haciendo Médicos sin Fronteras frente a la crisis del coronavirus?

a) Asegurar la continuidad de cuidados médicos

La situación actual es un desafío porque las restricciones actuales de viaje están limitando nuestra capacidad de trasladar personal entre diferentes países. También existe una presión global sobre la producción de algunos suministros médicos, en particular equipos de protección personal especializados para trabajadores sanitarios.

Nuestros proyectos aún pueden continuar con las actividades médicas, pero nos preocupa el suministro futuro de ciertos artículos clave, como máscaras quirúrgicas, hisopos, guantes y productos para el diagnóstico de COVID-19. También existe el riesgo de escasez de suministros debido a la falta de producción de medicamentos genéricos y a las dificultades para importar medicamentos esenciales (como antibióticos y antirretrovirales) debido a los bloqueos, a la reducción de la producción de suministros básicos, las paradas de exportación o la reutilización y almacenamiento de medicamentos y materiales para destinarlos a la COVID-19.

 

b) Proteger a los pacientes y a nuestros profesionales sanitarios

Protegerlos es esencial, por lo que también nos estamos preparando para casos potenciales de COVID-19 en nuestros proyectos. En lugares donde hay una mayor probabilidad de casos, esto significa garantizar que se implementen medidas de control de infecciones, estableciendo exámenes de detección en triaje, áreas de aislamiento y educación sanitaria. En la mayoría de los países donde trabajamos, estamos coordinando con la OMS y los Ministerios de Salud para ver cómo podríamos ayudar en caso de una alta carga de pacientes con COVID-19 y estamos brindando capacitación sobre control de infecciones para los centros de salud.

Es evidente que el personal de salud necesita apoyo y que los pacientes necesitan atención. Dada la amplitud de la pandemia, la capacidad de MSF para responder en la escala que se necesita será limitada. El que podamos ofrecer a otros países una ayuda similar a la anteriormente descrita va a depender de la naturaleza del brote, pero también de nuestra capacidad de despliegue.

 

c) Nuestras respuestas contra la pandemia

En España, asesoramos al Ministerio de Sanidad en el desarrollo de modelos que permitan ampliar la capacidad de los hospitales y en la identificación de lugares donde se puedan instalar servicios de hospitalización. En estos momentos no estamos dando apoyo en la atención médica directa por no disponer de equipos de protección individual. También participamos en la comunicación de crisis del Ministerio de Sanidad, asesorando sobre estrategias basadas en nuestra experiencia en el manejo de epidemias.

En Italia, el segundo país más afectado después de China, damos apoyo a tres hospitales en el primer epicentro del brote, con actividades de control de infecciones y atención a pacientes. Fuera de los hospitales, hemos iniciado actividades para ayudar a los médicos de familia y demás personal sanitario que asisten a personas en aislamiento en el hogar, así como al personal de una residencia de la tercera edad donde se han detectado casos.

En Bélgica, damos apoyo en triaje y prevención y control de infecciones a organizaciones que están trabajando con colectivos vulnerables, como personas sin hogar y migrantes sin papeles. También estamos organizando medidas de apoyo a hospitales en caso de que lleguen a desbordarse, y lo mismo en materia de prevención y control de infecciones y apoyo médico a entornos cerrados (como residencias de la tercera edad).

En Francia, estamos organizando actividades para ayudar a detectar y manejar los casos de coronavirus en los colectivos más vulnerables de París y la región circundante. Estamos ultimando los detalles de nuestro apoyo a las organizaciones médico-sociales con las que ya trabajamos habitualmente y a las autoridades sanitarias regionales de Isla de Francia. Estas actividades de apoyo pretenden llegar a los colectivos más vulnerables y por eso incluirán equipos móviles de consulta médica y pruebas de detección, así como diagnóstico, manejo de casos en aislamiento y atención a personas enfermas tanto en los albergues que ya existen como en los que se puedan habilitar.

En Hong Kong, nuestros equipos de promoción de la salud y apoyo en salud mental siguen trabajando con grupos vulnerables.

En Irán, hemos presentado una propuesta a las autoridades para ayudar a atender a pacientes con coronavirus.

Este proyecto aún no tiene comentarios.
Sé el primero en comentar