Ayuda a la manutención de 3 familias ucranianas

Ayuda a la manutención de 3 familias ucranianas

#Emergencia, #Infancia
Causa creada por: Carmelitas Descalzas Montemar
Localización: Málaga (España)

Acoger en el Carmelo de Montemar de Torremolinos a tres familias que vienen escapando del horror de la guerra.

Carta de agradecimiento

¡Ya hemos ejecutado y justificado el 68% de los fondos recaudados!

Que el Señor os pague todo lo que habéis contribuido para hacer de la acogida de nuestras tres familias ucranianas un encuentro de amor lleno de delicadeza en medio de tanta tragedia.Ellos os dan las gracias por medio de nosotras.

Reporte

Las tres familias nos muestran su agradecimiento siempre que pueden. El día de Pascua (que no coincide con la nuestra), nos regalaron, de los dones bendecidos en su iglesia, una pequeña cesta con algunos comestibles, dos tartitas hechas por ellas… En fin, se nota que se sienten en su hogar.

Gracias a Dios, y con la ayuda de una chica ucraniana amiga de la Comunidad que lleva años viviendo en España, están muy bien atendidos. Ella es la que se está ocupando de ellos ya que hablan el mismo idioma. Ya tienen permiso de residencia temporal, están empadronados, pueden tener asistencia médica, los niños están escolarizados y los más pequeños en la guardería, etc.

Comprenderéis la difícil situación en la que se encuentran, han venido con lo puesto y después de mil calamidades y peligros. Primero llegó una madre con una niña de catorce años y un niño de siete. Tuvieron que estar en una fila dos días y medio, con nieve, hasta la frontera con Polonia, desde donde se los trajo un camión que enviaron de Torremolinos con material de ayuda y víveres. El marido se quedó allí en la guerra.

Los segundos fueron una madre con una niña de cinco años y un niño que ha cumplido tres hace unos días. El marido también se quedó en Ucrania. La llegada de la tercera familia fue la más complicada, pues el niño de cuatro años se puso enfermo. Pensamos que fue de puro miedo, pues no hacía más que preguntar si aquí había dónde meterse cuando había bombardeos. Por fin lograron salir todos e hicieron el viaje en coche hasta aquí de una tirada. La niña de un año y medio llegó con una neumonía, ahogándose y con fiebre. Gracias a Dios ya está bien.

Ahora lo que desean es trabajar, pero es difícil hasta que no aprendan algo de español. El Ayuntamiento ha organizado clases para ellos y están con mucho afán de aprender. Mientras tanto viven a expensas de lo que les den, cosa que les cuesta mucho, pues son personas que vivían holgadamente en su país.

Estamos procurando que no se sientan humillados y agobiados. Es muy difícil tener a maridos y familia en medio de la guerra. A nosotras tratan de ayudarnos constantemente, pero al estar en clausura es difícil para todos.

Gracias de nuevo por vuestra generosidad. Por lo que habéis hecho han encontrado un hogar equipado con lo más imprescindible para empezar a vivir desde cero. Estáis consiguiendo que los niños vayan creciendo lo más felices posible en medio de estas circunstancias. El Señor, que ha prometido recompensar hasta un vaso de agua, os lo pagará.

Los fondos están siendo utilizados para la compra de electrodomésticos, muebles y enseres de hogar, alimentación, pago de medicamentos y transporte, materiales infantiles, y el pago de la nómina de la asistente social ucraniana que está colaborando con nosotros.

iHelp está haciendo un seguimiento de esta causa y contamos con todas las facturas de los gastos. Si quieres recibir más información, puedes escribirnos a contact@ihelp.org.es.
<---------- Fin del seguimiento ---------->

Las Carmelitas Descalzas de Montemar, Torremolinos, tienen una pequeña casita, en el exterior de la clausura, donde acogerán a tres familias ucranianas, en total tres madres y 6 niños, de edades comprendidas entre 2 y 14 años. Dos de ellas ya han llegado y próximamente llegará la tercera.

Necesitan ayuda para que puedan llevar una vida normal: amueblar la casa, ropa, alimentos, productos de higiene, transportes, colegios, etc.

Han tenido que abandonar atropelladamente su país y necesitan ayuda para poder remontar.

También quieren contratar a una señora ucraniana, conocida de las Carmelitas que lleva varios años en España, para acompañar, traducir, arreglar papeles y todo lo que necesiten las familias. Así las monjas pueden dedicarse a su vida contemplativa.

Este contrato sería en un principio de seis meses, ya que ella está ahora mismo sin trabajo ni ayuda del paro y lo necesita pues también tiene 3 hijas en edad infantil.

Objetivo de la causa

El objetivo es mantener a las tres familias para que puedan tener una vida digna.

Viabilidad de la causa

Tienen el lugar donde se pueden quedar durante tiempo indefinido. Con un poco de ayuda de todos podrán mantener a estas familias.

Recaudado
11.285,00
 
Objetivo
12.000,00€
DONACIONES
34
¡Esta causa ha finalizado, muchas gracias!
Último día de la causa: 25/05/2022

Presupuesto de la causa

Total 12.000,00

Personas beneficiadas

Directamente 9
Indirectamente 4

5 comentarios

Deja un comentario

Probando

Acoger en el Carmelo de Montemar de Torremolinos a tres familias que vienen escapando del horror de la guerra.

Recaudado
11.285,00
 
Objetivo
12.000,00€
Donaciones
34
¡Esta causa ha finalizado, muchas gracias!
Último día de la causa: 25/05/2022

Presupuesto de la causa

Total 12.000,00

Personas beneficiadas

Directamente 9
Indirectamente 4

Carta de agradecimiento

¡Ya hemos ejecutado y justificado el 68% de los fondos recaudados!

Que el Señor os pague todo lo que habéis contribuido para hacer de la acogida de nuestras tres familias ucranianas un encuentro de amor lleno de delicadeza en medio de tanta tragedia.Ellos os dan las gracias por medio de nosotras.

Reporte

Las tres familias nos muestran su agradecimiento siempre que pueden. El día de Pascua (que no coincide con la nuestra), nos regalaron, de los dones bendecidos en su iglesia, una pequeña cesta con algunos comestibles, dos tartitas hechas por ellas… En fin, se nota que se sienten en su hogar.

Gracias a Dios, y con la ayuda de una chica ucraniana amiga de la Comunidad que lleva años viviendo en España, están muy bien atendidos. Ella es la que se está ocupando de ellos ya que hablan el mismo idioma. Ya tienen permiso de residencia temporal, están empadronados, pueden tener asistencia médica, los niños están escolarizados y los más pequeños en la guardería, etc.

Comprenderéis la difícil situación en la que se encuentran, han venido con lo puesto y después de mil calamidades y peligros. Primero llegó una madre con una niña de catorce años y un niño de siete. Tuvieron que estar en una fila dos días y medio, con nieve, hasta la frontera con Polonia, desde donde se los trajo un camión que enviaron de Torremolinos con material de ayuda y víveres. El marido se quedó allí en la guerra.

Los segundos fueron una madre con una niña de cinco años y un niño que ha cumplido tres hace unos días. El marido también se quedó en Ucrania. La llegada de la tercera familia fue la más complicada, pues el niño de cuatro años se puso enfermo. Pensamos que fue de puro miedo, pues no hacía más que preguntar si aquí había dónde meterse cuando había bombardeos. Por fin lograron salir todos e hicieron el viaje en coche hasta aquí de una tirada. La niña de un año y medio llegó con una neumonía, ahogándose y con fiebre. Gracias a Dios ya está bien.

Ahora lo que desean es trabajar, pero es difícil hasta que no aprendan algo de español. El Ayuntamiento ha organizado clases para ellos y están con mucho afán de aprender. Mientras tanto viven a expensas de lo que les den, cosa que les cuesta mucho, pues son personas que vivían holgadamente en su país.

Estamos procurando que no se sientan humillados y agobiados. Es muy difícil tener a maridos y familia en medio de la guerra. A nosotras tratan de ayudarnos constantemente, pero al estar en clausura es difícil para todos.

Gracias de nuevo por vuestra generosidad. Por lo que habéis hecho han encontrado un hogar equipado con lo más imprescindible para empezar a vivir desde cero. Estáis consiguiendo que los niños vayan creciendo lo más felices posible en medio de estas circunstancias. El Señor, que ha prometido recompensar hasta un vaso de agua, os lo pagará.

Los fondos están siendo utilizados para la compra de electrodomésticos, muebles y enseres de hogar, alimentación, pago de medicamentos y transporte, materiales infantiles, y el pago de la nómina de la asistente social ucraniana que está colaborando con nosotros.

iHelp está haciendo un seguimiento de esta causa y contamos con todas las facturas de los gastos. Si quieres recibir más información, puedes escribirnos a contact@ihelp.org.es.
<---------- Fin del seguimiento ---------->

Las Carmelitas Descalzas de Montemar, Torremolinos, tienen una pequeña casita, en el exterior de la clausura, donde acogerán a tres familias ucranianas, en total tres madres y 6 niños, de edades comprendidas entre 2 y 14 años. Dos de ellas ya han llegado y próximamente llegará la tercera.

Necesitan ayuda para que puedan llevar una vida normal: amueblar la casa, ropa, alimentos, productos de higiene, transportes, colegios, etc.

Han tenido que abandonar atropelladamente su país y necesitan ayuda para poder remontar.

También quieren contratar a una señora ucraniana, conocida de las Carmelitas que lleva varios años en España, para acompañar, traducir, arreglar papeles y todo lo que necesiten las familias. Así las monjas pueden dedicarse a su vida contemplativa.

Este contrato sería en un principio de seis meses, ya que ella está ahora mismo sin trabajo ni ayuda del paro y lo necesita pues también tiene 3 hijas en edad infantil.

Objetivo de la causa

El objetivo es mantener a las tres familias para que puedan tener una vida digna.

Viabilidad de la causa

Tienen el lugar donde se pueden quedar durante tiempo indefinido. Con un poco de ayuda de todos podrán mantener a estas familias.

Comentarios

5 comentarios

Deja un comentario

Probando

Retos asociados

Esta causa no tiene retos asociados

5 comentarios

Deja un comentario

Probando