Casa Hogar Los Corales

Casa Hogar Los Corales

#Educación
Causa creada por: Parroquia San Martín de Porres
Localización: La Guaira (VE)

Obra social Los Corales – Juan Pablo II, La Guaira, Venezuela


El Padre Carlos Ortega desarrolla su labor como sacerdote en Venezuela desde 1988, iniciando en 1990 inicio la labor de apoyo a niños desfavorecidos en la Casa Caraballeda en el  estado de Vargas, en la costa al norte de Caracas. En 2001 nació la Gymkana Ester López Arce para dar apoyo a la labor del Padre Carlos, tras la tragedia de Vargas de diciembre de 1999 que ocasionó 30.000 muertos y derruyó la Casa inicial; con el apoyo de la Gymkana y con otras ayudas se pudo rehacer la Casa Hogar y en los  años siguientes cambió su ubicación a la actual en Los Corales.

Durante todos estos años la Casa Hogar ha atendido a aproximadamente 70 niños y  jóvenes en situaciones de marginalidad, por abandono, malos tratos o pobreza extrema. De ellos, entre 20 y 25 se hallan en régimen de residentes y el resto como no-residentes.  A todos ellos se les ayuda en su educación, alimentación, necesidades sanitarias y  también con actividades de formación personal y de ocio. 

En 2019 y 2020 la situación de escasez y encarecimiento de la vida en Venezuela ha planteado nuevas dificultades económicas a esta labor. También, en estos años se ha incrementado la proporción de niños que provienen de  situaciones de pobreza extrema. Y actualmente la pandemia ha afectado también a la Casa y a su entorno.

Por ello, ante todas estas dificultades, en 2020 el Padre Carlos ha realizado algunos  cambios para adaptarla a la nueva situación y poder continuar cumpliendo sus objetivos. 

 

Objetivo de la causa

Ayudar a mantener la Casa, en el que atendemos a 70 niños y niñas. 

Con el fin de reducir sus gastos corrientes sin dejar de mantener el apoyo a los 70  niños y jóvenes, se ha concentrado la actividad en un solo edificio de los dos que empleaba anteriormente. Este edificio es propiedad de Acción Solidaria Juan Pablo II. Además, en los casos de niños residentes, ha integrado a madres en la Casa. De ese  modo ellas reciben apoyo también y colaboran con su trabajo en su mantenimiento. El Padre Carlos lo describe como un paso necesario de la Casa Hogar a Multihogar

Durante estos últimos meses no ha habido problemas graves por el coronavirus en las personas que viven en la Casa o la atienden, ni en sus familias, aunque el día a día se ha visto afectado por las normativas preventivas establecidas por el gobierno. No obstante, se ha seguido trabajando con alegría en el seguimiento de los planes escolares de los niños, en el apoyo a las familias de no-residentes y en la formación  humana de todos. Y se han podido hacer también algunas actividades de ocio con los  niños dentro de las limitaciones generales. 

Con mucha probabilidad el retorno a las clases se podrá realizar en octubre y la vida de  la Casa volverá entonces a una situación de relativa normalidad.

Viabilidad de la causa

El presupuesto para el mantenimiento de los niños de la Casa en estos últimos años ha  sido de entre 30.000 y 35.000 euros al año. Además, la entidad ha podido aplicar cantidades adicionales procedentes de donativos a la mejora de instalaciones, compra de  casas a familias desfavorecidas, y otras acciones de ayuda.

Recaudado
0,00
 
Objetivo
10.000,00€
DONACIONES
0
¡Esta causa ha finalizado, muchas gracias!
Último día de la causa: 30/10/2020

Presupuesto de la causa

Total 10.000,00

Personas beneficiadas

Directamente 70

Deja un comentario

Probando

Obra social Los Corales – Juan Pablo II, La Guaira, Venezuela

Recaudado
0,00
 
Objetivo
10.000,00€
Donaciones
0
¡Esta causa ha finalizado, muchas gracias!
Último día de la causa: 30/10/2020

Presupuesto de la causa

Total 10.000,00

Personas beneficiadas

Directamente 70

El Padre Carlos Ortega desarrolla su labor como sacerdote en Venezuela desde 1988, iniciando en 1990 inicio la labor de apoyo a niños desfavorecidos en la Casa Caraballeda en el  estado de Vargas, en la costa al norte de Caracas. En 2001 nació la Gymkana Ester López Arce para dar apoyo a la labor del Padre Carlos, tras la tragedia de Vargas de diciembre de 1999 que ocasionó 30.000 muertos y derruyó la Casa inicial; con el apoyo de la Gymkana y con otras ayudas se pudo rehacer la Casa Hogar y en los  años siguientes cambió su ubicación a la actual en Los Corales.

Durante todos estos años la Casa Hogar ha atendido a aproximadamente 70 niños y  jóvenes en situaciones de marginalidad, por abandono, malos tratos o pobreza extrema. De ellos, entre 20 y 25 se hallan en régimen de residentes y el resto como no-residentes.  A todos ellos se les ayuda en su educación, alimentación, necesidades sanitarias y  también con actividades de formación personal y de ocio. 

En 2019 y 2020 la situación de escasez y encarecimiento de la vida en Venezuela ha planteado nuevas dificultades económicas a esta labor. También, en estos años se ha incrementado la proporción de niños que provienen de  situaciones de pobreza extrema. Y actualmente la pandemia ha afectado también a la Casa y a su entorno.

Por ello, ante todas estas dificultades, en 2020 el Padre Carlos ha realizado algunos  cambios para adaptarla a la nueva situación y poder continuar cumpliendo sus objetivos. 

 

Objetivo de la causa

Ayudar a mantener la Casa, en el que atendemos a 70 niños y niñas. 

Con el fin de reducir sus gastos corrientes sin dejar de mantener el apoyo a los 70  niños y jóvenes, se ha concentrado la actividad en un solo edificio de los dos que empleaba anteriormente. Este edificio es propiedad de Acción Solidaria Juan Pablo II. Además, en los casos de niños residentes, ha integrado a madres en la Casa. De ese  modo ellas reciben apoyo también y colaboran con su trabajo en su mantenimiento. El Padre Carlos lo describe como un paso necesario de la Casa Hogar a Multihogar

Durante estos últimos meses no ha habido problemas graves por el coronavirus en las personas que viven en la Casa o la atienden, ni en sus familias, aunque el día a día se ha visto afectado por las normativas preventivas establecidas por el gobierno. No obstante, se ha seguido trabajando con alegría en el seguimiento de los planes escolares de los niños, en el apoyo a las familias de no-residentes y en la formación  humana de todos. Y se han podido hacer también algunas actividades de ocio con los  niños dentro de las limitaciones generales. 

Con mucha probabilidad el retorno a las clases se podrá realizar en octubre y la vida de  la Casa volverá entonces a una situación de relativa normalidad.

Viabilidad de la causa

El presupuesto para el mantenimiento de los niños de la Casa en estos últimos años ha  sido de entre 30.000 y 35.000 euros al año. Además, la entidad ha podido aplicar cantidades adicionales procedentes de donativos a la mejora de instalaciones, compra de  casas a familias desfavorecidas, y otras acciones de ayuda.

Comentarios

Deja un comentario

Probando

Retos asociados

Esta causa no tiene retos asociados

Deja un comentario

Probando