Mejora de la Salud Animal y la Resiliencia de las Comunidades Trashumantes de Nyangatom, Sur de Etiopía.

Mejora de la Salud Animal y la Resiliencia de las Comunidades Trashumantes de Nyangatom, Sur de Etiopía.

#Pobreza
Causa creada por: Fundación Emalaikat
Localización: Benin

¡¡¡Mejorar la salud de los animales para mejorar la salud de la población de Kakuta!!!

Carta de agradecimiento

Queridos amigos,

Muchísimas gracias por la contribución al proyecto de salud animal y resiliencia para los Nyangatom del sur de Etiopía.


Los fondos recogidos se destinarán a cubrir el salario del personal veterinario local y el coste del kilometraje para ir a los diferentes asentamientos a desparasitar.

La campaña de julio de 2021, se ha tenido que posponer a noviembre de este año, sobre todo por la situación política. Esperamos que si todo va bien en noviembre se pueda realizar la campaña sin problemas.

Los Nyangatom son uno de los últimos pueblos originarios de África. Su modus vivendi gira en torno al ganado y a la agricultura de secano, al desparasitar a los animales mejora su salud y la de los humanos. Asimismo aumenta la producción cárnica y lechera, mejorando la seguridad alimentaria de los Nyangatom.

¡Sin vuestra ayuda, nuestro trabajo no sería posible!


Padre Ángel Valdivia - Responsable del Proyecto

Reporte

1.Objetivos y resultados alcanzados en el periodo que se informa:

El objetivo principal de este proyecto es la mejora de la salud de la población Nyangatom a través de la mejora de la salud de su ganado. En concreto, la actividad principal era desparasitar al total de la población de ganado ovino y caprino de Kakuta, uno de los 20 kebeles o poblados, de la Woreda de Nyangatom, situado en el límite del territorio Nyangatom etíope, frontera con Kenia y Sudán del Sur. Dado que el ganado es la principal fuente de subsistencia para la población, y dado también a que hay un contacto muy estrecho entre humanos y animales, es muy importante mejorar el estado de salud de los animales, para así mejorar la salud de la gente. Este concepto que se denomina one health, es muy importante para el desarrollo de comunidades pastoriles como los Nyangatom, además de mejorar la seguridad alimentaria, incrementando la producción de leche y de carne.

Para ello se planeaban realizar dos campañas de dos semanas al año durante la cuales veterinarios voluntarios de España se iban a desplazar hasta Nyangatom y realizar las campañas junto con un equipo de auxiliares de veterinaria locales. El medicamento utilizado es la Ivermectina.

El proyecto también preveía formar a ayudantes locales durante la campaña. Asimismo, se planeaba realizar un taller práctico de atención primaria animal y prácticas ganaderas mejoradas, y la prevención y tratamiento de enfermedades.

Se puede decir que se han cumplido el objetivo principal del proyecto en un 68%, ya que se ha podido llevar a cabo la campaña de desparasitación con éxito, sin embargo, del plan inicial que era desparasitar a 25.000 animales, se han podido desparasitar finalmente a 17.000. 

2. Actividades realizadas y beneficiarios de estas (indicar claramente las actividades y los beneficiarios directos e indirectos de cada una). 

Estudio de las enfermedades comunes en la zona. No se pudo llevar a cabo, pero se ha podido empezar a crear sinergias con varias universidades españolas que podrían apoyar esta actividad en la campaña del año 2023, enviando profesores y alumnos de veterinaria.

Desparasitación de ganado ovino y caprino de la población de Kakuta, censado en 25.000 animales. La campaña fue del 21 de noviembre al 4 de diciembre. El lunes 21 en noviembre pudimos tener la reunión con el encargado del departamento de veterinaria del gobierno local en Kangaten. Ahí pudimos organizar el plan y ponernos de acuerdo con los 6 ayudantes auxiliares de veterinaria. A partir del día 22 de noviembre empezamos la campaña de desparasitación en las 12 aldeas que conforman el poblado de Kakuta. De ahí se cubrieron las poblaciones de Lokele, Nakwathuro, Lomuria, Saba, Lorau, Naturomoe, Kaderinyang. El total de animales desparasitados fueron 17.000 y los beneficiarios directos 1.236 ganaderos.

Uno de los contratiempos encontrados fue que la población local o beneficiarios no fueron avisados previamente de la campaña veterinaria. Esto complicó la campaña, ya que muchos de los ganaderos sacaban a sus rebaños de los corrales para pastar en el campo a la hora de costumbre, es decir entre 7 y 8 am, y no esperaban a que los veterinarios pudieran acabar de desparasitar.

Otra de las dificultades fue que no contábamos con ningún traductor al Nyangatom para comunicarnos con los ganaderos y explicarles de que se trataba la campaña y la medicina. Con lo cual muchos ganaderos se negaron a desparasitar a sus animales. El coordinador del proyecto tuvo que organizar y traducir para que los ganaderos aceptaran la desparasitación y estuvieran más coordinados con el equipo veterinario. En la misma línea, la comunicación con los auxiliares de veterinaria fue muy pobre, ya que eran todos etíopes y no hablaban ni Nyangatom ni inglés.

Finalmente, tampoco teníamos un coche con conductor dedicado a la campaña veterinaria, con lo cual, de nuevo tuvo que ser el responsable del proyecto el que llevará al equipo veterinario en muchos de los trayectos.

La falta de tiempo y de coordinación por parte del departamento local de veterinaria no permitió realizar el taller práctico para 40 ganaderos sobre atención primaria animal y prácticas ganaderas mejoradas, y la prevención y tratamiento de enfermedades.

La formación específica de los auxiliares de veterinaria de la zona se realizó sobre la marcha, aunque como se ha mencionado anteriormente el principal problema fue el de la falta de comunicación.

A pesar de los diferentes contratiempos, se pudo realizar una actividad muy importante no prevista, la castración de 4 perros y 1 gato. Esta actividad es importante ya que, al reducir la población de perros, se reduce el riesgo de transmisión de enfermedades endémicas en la zona tales como el quiste hidatídico, la taenia saginata y la rabia. 

3. Ajustes que han sido necesario introducir: 

El proyecto se tendría que haber llevado a cabo durante el año 2021 pero no fue posible debido a la inseguridad en el país por la guerra en la zona norte del Tigray.

Asimismo, se preveía realizar el estudio de enfermedades, pero no se pudo llevar a cabo por la falta de personal y de tiempo. De cara a la siguiente campaña se prevé colaborar con varias universidades españolas para que previo a la campaña se pueda realizar el estudio de enfermedades más comunes.

Debido también a la falta de tiempo no se pudo llevar a cabo la formación de los ganaderos.

Por otro lado, sólo se han podido desparasitar alrededor de 17.000 debido a que la sequía ha empujado a los ganaderos y sus rebaños a las montañas del parque del Omo donde hay pastos durante la época seca, pero donde es muy difícil el acceso. 

4. Evaluación que hace el responsable del proyecto de los objetivos y resultados alcanzados: aspectos positivos y negativos. 

La evaluación de la campaña veterinaria 2022 es muy positiva, sin embargo, de cara a la campaña siguiente creemos que se podría mejorar en los siguientes puntos:

Movilización de la comunidad local semanas antes de la campaña veterinaria.

Emplear temporalmente un traductor/agente salud comunitaria local que pueda a la vez movilizar y organizar a la comunidad, a la vez que traducir.

Disponer de un conductor de la misión con uno de los vehículos durante los días de la campaña.

Fomentar que los auxiliares de veterinaria sean Nyangatom.

Organizar con tiempo un día de educación en salud comunitaria y transmisión de enfermedades zoonóticas, y prácticas ganaderas mejoradas.

Contar con la colaboración de universidades para realizar un estudio previo de las enfermedades zoonóticas más comunes que afectan a los animales de la zona.

Comenzar a promover la mejora genética a través de la colaboración con varias instituciones españolas especializadas en el tema.

5. Justificación económica:

Para llevar a cabo el proyecto se han necesitado un total de 5.371,22€, de los cuales 1.360,26€ proceden de los fondos obtenidos a través de la campaña de iHelp y los 4.010,96€ restantes se han pagado con fondos propios de la Fundación.

Los fondos se han utilizado para cubrir las siguientes partidas:

Medicinas: 65,54€
Alquiler de vehículo para la campaña: 569,48€
Kilometraje vehículo: 1.440,98€
Billete de avión veterinario expatriado: 1.402€
Dietas veterinarios expatriados: 207,19€
Dietas trabajadores locales campaña: 723,17€
Dietas durante el viaje a España para sensibilización donantes: 210€
Coordinador proyecto: 300€
Gastos de base logística: 270,95€
Gastos de gestión y administración del proyecto: 541,91€

¡Muchas gracias a todos por haber hecho posible esta campaña!

 

iHelp ha hecho un seguimiento de la causa y contamos con las facturas de los gastos y la memoria completa. Si quieres recibir más información escríbenos a contact@ihelp.org.es.




<---------- Fin del seguimiento ---------->

Desparasitación de ganado ovino y caprino de la población de Kakuta, censado en 25.000 animales. La población de Kakuta consta de unos 3.500 habitantes. Es una de las poblaciones más alejadas de la capital de Nyangatom y por lo tanto más desatendida.
A través de este proyecto, queremos desparasitar al total de la población de ganado ovino y caprino de Kakuta para así mejorar la salud de los animales y de la gente, e incrementar la producción de leche y de carne.
Se realizarán dos campañas de dos semanas al año durante la cuales veterinarios voluntarios de España se desplazarán hasta Nyangatom para llevar a cabo esta campaña, junto con un equipo de auxiliares locales. El medicamento a utilizar será la ivermectina. Para la campaña hará falta la ayuda del personal veterinario del gobierno así como dos ayudantes locales que a su vez se formarán en la atención primaria animal.
Además, se realizará un taller práctico de atención primaria animal y prácticas ganaderas mejoradas, y de prevención y tratamiento de enfermedades.
Mediante este proyecto queremos recaudar los fondos necesarios para cubrir el salario del personal veterinario local y el coste del kilometraje por el desplazamiento a los diferentes asentamientos para realizar la desparasitación.

Objetivo de la causa

Objetivo General: Mejora de la salud animal y la resiliencia de las comunidades trashumantes de Nyangatom.
Objetivo Específico:
Aumentar la salud animal y humana
Aumentar la producción láctea y cárnica mediante la desparasitación periódica,
Dar formación de los ganaderos en prácticas mejoradas de ganadería y en atención primaria de sus animales.
Resultados Esperados:
Un mínimo de 25.000 cabezas de ganado caprino y ovino en la población de Kakuta, Nyangatom, desparasitadas.
20 ganaderos formados en prácticas mejoradas de ganadería y atención primaria de salud animal.
Indicadores:
Al finalizar el proyecto 25.000 cabezas de ganado caprino y bovino en la población de Kakuta, Nyangatom, habrán sido desparasitadas y su salud habrá mejorado durante los siguientes 6 meses.
Al finalizar el proyecto 20 ganaderos habrán sido formados en prácticas mejoradas de ganadería y atención primaria de salud animal, lo que revertirá positivamente en las siguientes campañas.
Fuentes de Verificación de los Indicadores:
Informe narrativo, financiero y gráfico.
Censo de los animales desparasitados.
Lista de asistentes al taller en practicas de ganadería mejoradas y atención primaria animal.
Carta del departamento de veterinaria de la región de Nyangatom.

Viabilidad de la causa

Los Nyangatom son pastores y agricultores, es decir, combinan sus rebaños de ganado con el cultivo de sorgo durante los periodos húmedos. La mayoría de los Nyangatom todavía mantienen su estilo de vida tradicional. Debido al poco acceso al agua y a los pastos, la mayoría  se ven forzados a migrar al menos dos veces al año. Por lo tanto, gran parte de las familias y los rebaños de vacas durante la época húmeda habitan las laderas de las montañas, y durante la época de lluvias se desplazan a las llanuras donde pueden plantar sorgo. Los problemas que afectan a los Nyangatom son numerosos; el más relevante es la inaccesibilidad al agua, la salud, la educación, el transporte y la carencia de seguridad.
Además de sus actividades agrícolas, la mayoría de los Nyangatom tienen ganado caprino, ovino, vacuno, asnos. Los animales son propiedad de los hombres, pero las mujeres y los niños hacen el ordeño del ganado. A las mujeres no se les permite vender o sacrificar animales, a menos que ella sea una viuda y jefa de la casa.
Problemas en Torno a la Ganadería en Nyangatom
La producción ganadera se ve afectada por períodos de sequía prolongados, además de la gestión tradicional carente de conocimientos y prácticas mejoradas. Eso impide que haya una optimización de los escasos recursos que junto con la ausencia de técnicas de saneamiento básicas, provocan un estado nutricional deficitario. Tampoco hay una previsión alimentaria, los animales son utilizados para la producción de leche, cuando más bien son de actitud cárnica, por lo que las producciones son bajas incluso en condiciones óptimas. Todos estos factores hacen que haya una baja producción.
Las enfermedades más comunes en el ganado son enfermedades transmitidas de los animales a los hombres (zoonosis): hidatidosis, tuberculosis y brucelosis, unidas a una inadecuada higiene alimentaria.
Las cuatro enfermedades principales infecciosas y graves son: Pleuroneumonía caprina, perineumonia bovina, peste pequeños rumiantes (lomoo), nocardiosis (etune). Otras enfermedades que afectan al ganado son el carbunco, la tripanosomiasis, así como la anaplasmosis (una enfermedad transmitida por garrapatas) y la teilerosis. Otros problemas sanitarios son una alta incidencia de abortos y de parasitosis internas y externas.
Los servicios veterinarios del gobierno son escasos y se concentran en la zona de la capital, tienen pocas medicinas y con frecuencia sin transporte. Sus ayudantes, que se denominan como auxiliares de salud animal, y viven en las zonas rurales, se enfrentan a problemas similares y a menudo tienen que cubrir grandes áreas.
Entre los ganaderos tradicionales lo común es acudir a los herbolarios tradicionales, que tratan tanto a las personas como a los animales. Aunque los medicamentos modernos son aceptadas por la gente, muchos ganaderos siguen dependiendo de los herbolarios para tratar a los animales enfermos. Los medicamentos modernos están disponibles solo en la capital, no en las zonas rurales, y los medicamentos a base de hierbas, aunque no siempre son tan eficaces, son más baratos y más fáciles de obtener.
Aunque la mayoría de los ganaderos son conscientes de las ventajas de un ganado sano, muchos parecen ser incapaces de detectar los primeros signos de la enfermedad y buscan ayuda veterinaria cuando ya es demasiado tarde. Los medicamentos modernos son a menudo mal utilizados por los ganaderos, que los administran sin asesoramiento o supervisión de personal veterinario.
Se tendría que desarrollar un sistema de formación veterinaria a través de la consulta con los ganaderos, veterinarios gubernamentales oficiales, y los auxiliares de salud animal junto con los jefes de cada poblado. El objetivo sería capacitar a las personas a identificar y tratar enfermedades y afecciones simples que requieren medicinas normales como desparasitantes, soluciones inyectables, etc.
Desde 2015 el veterinario David Iglesias de Ribadesella ha realizado cuatro campañas de desparasitación en Kakuta y alrededores, llegando a desparasitar a un total de 25.000 pequeños rumiantes. Nuestro objetivo es incrementar cada año el número de cabezas de ganado caprino y ovino desparasitados y capacitar a los ganaderos a través de un taller de formación en atención primaria de salud animal y prácticas mejoradas.

Recaudado
 
Objetivo
2.500,00€
DONACIONES
30
¡Esta causa ha finalizado, muchas gracias!
Último día de la causa: 29/06/2021

Presupuesto de la causa

Total 8,00€

Personas beneficiadas

Directamente 20
Indirectamente 4

Deja un comentario

Probando

¡¡¡Mejorar la salud de los animales para mejorar la salud de la población de Kakuta!!!

Recaudado
 
Objetivo
2.500,00€
Donaciones
30
¡Esta causa ha finalizado, muchas gracias!
Último día de la causa: 29/06/2021

Presupuesto de la causa

Total 8,00€

Personas beneficiadas

Directamente 20
Indirectamente 4

Carta de agradecimiento

Queridos amigos,

Muchísimas gracias por la contribución al proyecto de salud animal y resiliencia para los Nyangatom del sur de Etiopía.


Los fondos recogidos se destinarán a cubrir el salario del personal veterinario local y el coste del kilometraje para ir a los diferentes asentamientos a desparasitar.

La campaña de julio de 2021, se ha tenido que posponer a noviembre de este año, sobre todo por la situación política. Esperamos que si todo va bien en noviembre se pueda realizar la campaña sin problemas.

Los Nyangatom son uno de los últimos pueblos originarios de África. Su modus vivendi gira en torno al ganado y a la agricultura de secano, al desparasitar a los animales mejora su salud y la de los humanos. Asimismo aumenta la producción cárnica y lechera, mejorando la seguridad alimentaria de los Nyangatom.

¡Sin vuestra ayuda, nuestro trabajo no sería posible!


Padre Ángel Valdivia - Responsable del Proyecto

Reporte

1.Objetivos y resultados alcanzados en el periodo que se informa:

El objetivo principal de este proyecto es la mejora de la salud de la población Nyangatom a través de la mejora de la salud de su ganado. En concreto, la actividad principal era desparasitar al total de la población de ganado ovino y caprino de Kakuta, uno de los 20 kebeles o poblados, de la Woreda de Nyangatom, situado en el límite del territorio Nyangatom etíope, frontera con Kenia y Sudán del Sur. Dado que el ganado es la principal fuente de subsistencia para la población, y dado también a que hay un contacto muy estrecho entre humanos y animales, es muy importante mejorar el estado de salud de los animales, para así mejorar la salud de la gente. Este concepto que se denomina one health, es muy importante para el desarrollo de comunidades pastoriles como los Nyangatom, además de mejorar la seguridad alimentaria, incrementando la producción de leche y de carne.

Para ello se planeaban realizar dos campañas de dos semanas al año durante la cuales veterinarios voluntarios de España se iban a desplazar hasta Nyangatom y realizar las campañas junto con un equipo de auxiliares de veterinaria locales. El medicamento utilizado es la Ivermectina.

El proyecto también preveía formar a ayudantes locales durante la campaña. Asimismo, se planeaba realizar un taller práctico de atención primaria animal y prácticas ganaderas mejoradas, y la prevención y tratamiento de enfermedades.

Se puede decir que se han cumplido el objetivo principal del proyecto en un 68%, ya que se ha podido llevar a cabo la campaña de desparasitación con éxito, sin embargo, del plan inicial que era desparasitar a 25.000 animales, se han podido desparasitar finalmente a 17.000. 

2. Actividades realizadas y beneficiarios de estas (indicar claramente las actividades y los beneficiarios directos e indirectos de cada una). 

Estudio de las enfermedades comunes en la zona. No se pudo llevar a cabo, pero se ha podido empezar a crear sinergias con varias universidades españolas que podrían apoyar esta actividad en la campaña del año 2023, enviando profesores y alumnos de veterinaria.

Desparasitación de ganado ovino y caprino de la población de Kakuta, censado en 25.000 animales. La campaña fue del 21 de noviembre al 4 de diciembre. El lunes 21 en noviembre pudimos tener la reunión con el encargado del departamento de veterinaria del gobierno local en Kangaten. Ahí pudimos organizar el plan y ponernos de acuerdo con los 6 ayudantes auxiliares de veterinaria. A partir del día 22 de noviembre empezamos la campaña de desparasitación en las 12 aldeas que conforman el poblado de Kakuta. De ahí se cubrieron las poblaciones de Lokele, Nakwathuro, Lomuria, Saba, Lorau, Naturomoe, Kaderinyang. El total de animales desparasitados fueron 17.000 y los beneficiarios directos 1.236 ganaderos.

Uno de los contratiempos encontrados fue que la población local o beneficiarios no fueron avisados previamente de la campaña veterinaria. Esto complicó la campaña, ya que muchos de los ganaderos sacaban a sus rebaños de los corrales para pastar en el campo a la hora de costumbre, es decir entre 7 y 8 am, y no esperaban a que los veterinarios pudieran acabar de desparasitar.

Otra de las dificultades fue que no contábamos con ningún traductor al Nyangatom para comunicarnos con los ganaderos y explicarles de que se trataba la campaña y la medicina. Con lo cual muchos ganaderos se negaron a desparasitar a sus animales. El coordinador del proyecto tuvo que organizar y traducir para que los ganaderos aceptaran la desparasitación y estuvieran más coordinados con el equipo veterinario. En la misma línea, la comunicación con los auxiliares de veterinaria fue muy pobre, ya que eran todos etíopes y no hablaban ni Nyangatom ni inglés.

Finalmente, tampoco teníamos un coche con conductor dedicado a la campaña veterinaria, con lo cual, de nuevo tuvo que ser el responsable del proyecto el que llevará al equipo veterinario en muchos de los trayectos.

La falta de tiempo y de coordinación por parte del departamento local de veterinaria no permitió realizar el taller práctico para 40 ganaderos sobre atención primaria animal y prácticas ganaderas mejoradas, y la prevención y tratamiento de enfermedades.

La formación específica de los auxiliares de veterinaria de la zona se realizó sobre la marcha, aunque como se ha mencionado anteriormente el principal problema fue el de la falta de comunicación.

A pesar de los diferentes contratiempos, se pudo realizar una actividad muy importante no prevista, la castración de 4 perros y 1 gato. Esta actividad es importante ya que, al reducir la población de perros, se reduce el riesgo de transmisión de enfermedades endémicas en la zona tales como el quiste hidatídico, la taenia saginata y la rabia. 

3. Ajustes que han sido necesario introducir: 

El proyecto se tendría que haber llevado a cabo durante el año 2021 pero no fue posible debido a la inseguridad en el país por la guerra en la zona norte del Tigray.

Asimismo, se preveía realizar el estudio de enfermedades, pero no se pudo llevar a cabo por la falta de personal y de tiempo. De cara a la siguiente campaña se prevé colaborar con varias universidades españolas para que previo a la campaña se pueda realizar el estudio de enfermedades más comunes.

Debido también a la falta de tiempo no se pudo llevar a cabo la formación de los ganaderos.

Por otro lado, sólo se han podido desparasitar alrededor de 17.000 debido a que la sequía ha empujado a los ganaderos y sus rebaños a las montañas del parque del Omo donde hay pastos durante la época seca, pero donde es muy difícil el acceso. 

4. Evaluación que hace el responsable del proyecto de los objetivos y resultados alcanzados: aspectos positivos y negativos. 

La evaluación de la campaña veterinaria 2022 es muy positiva, sin embargo, de cara a la campaña siguiente creemos que se podría mejorar en los siguientes puntos:

Movilización de la comunidad local semanas antes de la campaña veterinaria.

Emplear temporalmente un traductor/agente salud comunitaria local que pueda a la vez movilizar y organizar a la comunidad, a la vez que traducir.

Disponer de un conductor de la misión con uno de los vehículos durante los días de la campaña.

Fomentar que los auxiliares de veterinaria sean Nyangatom.

Organizar con tiempo un día de educación en salud comunitaria y transmisión de enfermedades zoonóticas, y prácticas ganaderas mejoradas.

Contar con la colaboración de universidades para realizar un estudio previo de las enfermedades zoonóticas más comunes que afectan a los animales de la zona.

Comenzar a promover la mejora genética a través de la colaboración con varias instituciones españolas especializadas en el tema.

5. Justificación económica:

Para llevar a cabo el proyecto se han necesitado un total de 5.371,22€, de los cuales 1.360,26€ proceden de los fondos obtenidos a través de la campaña de iHelp y los 4.010,96€ restantes se han pagado con fondos propios de la Fundación.

Los fondos se han utilizado para cubrir las siguientes partidas:

Medicinas: 65,54€
Alquiler de vehículo para la campaña: 569,48€
Kilometraje vehículo: 1.440,98€
Billete de avión veterinario expatriado: 1.402€
Dietas veterinarios expatriados: 207,19€
Dietas trabajadores locales campaña: 723,17€
Dietas durante el viaje a España para sensibilización donantes: 210€
Coordinador proyecto: 300€
Gastos de base logística: 270,95€
Gastos de gestión y administración del proyecto: 541,91€

¡Muchas gracias a todos por haber hecho posible esta campaña!

 

iHelp ha hecho un seguimiento de la causa y contamos con las facturas de los gastos y la memoria completa. Si quieres recibir más información escríbenos a contact@ihelp.org.es.


1

<---------- Fin del seguimiento ---------->

Desparasitación de ganado ovino y caprino de la población de Kakuta, censado en 25.000 animales. La población de Kakuta consta de unos 3.500 habitantes. Es una de las poblaciones más alejadas de la capital de Nyangatom y por lo tanto más desatendida.
A través de este proyecto, queremos desparasitar al total de la población de ganado ovino y caprino de Kakuta para así mejorar la salud de los animales y de la gente, e incrementar la producción de leche y de carne.
Se realizarán dos campañas de dos semanas al año durante la cuales veterinarios voluntarios de España se desplazarán hasta Nyangatom para llevar a cabo esta campaña, junto con un equipo de auxiliares locales. El medicamento a utilizar será la ivermectina. Para la campaña hará falta la ayuda del personal veterinario del gobierno así como dos ayudantes locales que a su vez se formarán en la atención primaria animal.
Además, se realizará un taller práctico de atención primaria animal y prácticas ganaderas mejoradas, y de prevención y tratamiento de enfermedades.
Mediante este proyecto queremos recaudar los fondos necesarios para cubrir el salario del personal veterinario local y el coste del kilometraje por el desplazamiento a los diferentes asentamientos para realizar la desparasitación.

Objetivo de la causa

Objetivo General: Mejora de la salud animal y la resiliencia de las comunidades trashumantes de Nyangatom.
Objetivo Específico:
Aumentar la salud animal y humana
Aumentar la producción láctea y cárnica mediante la desparasitación periódica,
Dar formación de los ganaderos en prácticas mejoradas de ganadería y en atención primaria de sus animales.
Resultados Esperados:
Un mínimo de 25.000 cabezas de ganado caprino y ovino en la población de Kakuta, Nyangatom, desparasitadas.
20 ganaderos formados en prácticas mejoradas de ganadería y atención primaria de salud animal.
Indicadores:
Al finalizar el proyecto 25.000 cabezas de ganado caprino y bovino en la población de Kakuta, Nyangatom, habrán sido desparasitadas y su salud habrá mejorado durante los siguientes 6 meses.
Al finalizar el proyecto 20 ganaderos habrán sido formados en prácticas mejoradas de ganadería y atención primaria de salud animal, lo que revertirá positivamente en las siguientes campañas.
Fuentes de Verificación de los Indicadores:
Informe narrativo, financiero y gráfico.
Censo de los animales desparasitados.
Lista de asistentes al taller en practicas de ganadería mejoradas y atención primaria animal.
Carta del departamento de veterinaria de la región de Nyangatom.

Viabilidad de la causa

Los Nyangatom son pastores y agricultores, es decir, combinan sus rebaños de ganado con el cultivo de sorgo durante los periodos húmedos. La mayoría de los Nyangatom todavía mantienen su estilo de vida tradicional. Debido al poco acceso al agua y a los pastos, la mayoría  se ven forzados a migrar al menos dos veces al año. Por lo tanto, gran parte de las familias y los rebaños de vacas durante la época húmeda habitan las laderas de las montañas, y durante la época de lluvias se desplazan a las llanuras donde pueden plantar sorgo. Los problemas que afectan a los Nyangatom son numerosos; el más relevante es la inaccesibilidad al agua, la salud, la educación, el transporte y la carencia de seguridad.
Además de sus actividades agrícolas, la mayoría de los Nyangatom tienen ganado caprino, ovino, vacuno, asnos. Los animales son propiedad de los hombres, pero las mujeres y los niños hacen el ordeño del ganado. A las mujeres no se les permite vender o sacrificar animales, a menos que ella sea una viuda y jefa de la casa.
Problemas en Torno a la Ganadería en Nyangatom
La producción ganadera se ve afectada por períodos de sequía prolongados, además de la gestión tradicional carente de conocimientos y prácticas mejoradas. Eso impide que haya una optimización de los escasos recursos que junto con la ausencia de técnicas de saneamiento básicas, provocan un estado nutricional deficitario. Tampoco hay una previsión alimentaria, los animales son utilizados para la producción de leche, cuando más bien son de actitud cárnica, por lo que las producciones son bajas incluso en condiciones óptimas. Todos estos factores hacen que haya una baja producción.
Las enfermedades más comunes en el ganado son enfermedades transmitidas de los animales a los hombres (zoonosis): hidatidosis, tuberculosis y brucelosis, unidas a una inadecuada higiene alimentaria.
Las cuatro enfermedades principales infecciosas y graves son: Pleuroneumonía caprina, perineumonia bovina, peste pequeños rumiantes (lomoo), nocardiosis (etune). Otras enfermedades que afectan al ganado son el carbunco, la tripanosomiasis, así como la anaplasmosis (una enfermedad transmitida por garrapatas) y la teilerosis. Otros problemas sanitarios son una alta incidencia de abortos y de parasitosis internas y externas.
Los servicios veterinarios del gobierno son escasos y se concentran en la zona de la capital, tienen pocas medicinas y con frecuencia sin transporte. Sus ayudantes, que se denominan como auxiliares de salud animal, y viven en las zonas rurales, se enfrentan a problemas similares y a menudo tienen que cubrir grandes áreas.
Entre los ganaderos tradicionales lo común es acudir a los herbolarios tradicionales, que tratan tanto a las personas como a los animales. Aunque los medicamentos modernos son aceptadas por la gente, muchos ganaderos siguen dependiendo de los herbolarios para tratar a los animales enfermos. Los medicamentos modernos están disponibles solo en la capital, no en las zonas rurales, y los medicamentos a base de hierbas, aunque no siempre son tan eficaces, son más baratos y más fáciles de obtener.
Aunque la mayoría de los ganaderos son conscientes de las ventajas de un ganado sano, muchos parecen ser incapaces de detectar los primeros signos de la enfermedad y buscan ayuda veterinaria cuando ya es demasiado tarde. Los medicamentos modernos son a menudo mal utilizados por los ganaderos, que los administran sin asesoramiento o supervisión de personal veterinario.
Se tendría que desarrollar un sistema de formación veterinaria a través de la consulta con los ganaderos, veterinarios gubernamentales oficiales, y los auxiliares de salud animal junto con los jefes de cada poblado. El objetivo sería capacitar a las personas a identificar y tratar enfermedades y afecciones simples que requieren medicinas normales como desparasitantes, soluciones inyectables, etc.
Desde 2015 el veterinario David Iglesias de Ribadesella ha realizado cuatro campañas de desparasitación en Kakuta y alrededores, llegando a desparasitar a un total de 25.000 pequeños rumiantes. Nuestro objetivo es incrementar cada año el número de cabezas de ganado caprino y ovino desparasitados y capacitar a los ganaderos a través de un taller de formación en atención primaria de salud animal y prácticas mejoradas.

Comentarios

Deja un comentario

Probando

Deja un comentario

Probando