Cómo se financian las ONGs de nuestro país

Si alguna vez hemos colaborado de alguna manera con una ONG o hemos pensado en hacerlo después de ver publicidad, de que un amigo no los haya recomendado o que nos lo haya contando algún promotor en la calle, seguro que ha venido a nuestra cabeza eso de ¿cómo consiguen las ONGs llevar a cabo todos estos proyectos y ayudar a tantas personas? Desde iHelp recordamos que los recursos de los que disponen las entidades sin ánimo de lucro varían dependiendo de su tamaño y su ámbito de acción, pero generalmente cuentan con las siguientes opciones:

Fuentes de financiación de las ONGs

Después de la crisis los fondos públicos se han reducido drásticamente y, además, las ONGs deben enfrentarse a un mayor control e impedimentos a su acceso. Esta nueva situación ha obligado a las entidades del tercer sector a mejorar su viejas vías de financiamiento y a buscar nuevas como es, por ejemplo, el crowdfunding solidario, para garantizar su mantenimiento y el aumento de sus actividades y proyectos. Estas son las que disponen actualmente:

1. Fondos privados | Físicos

Para captar nuevas fuentes de ingresos económicos (materiales o personales), las ONGs invierten parte de sus recursos para conseguirlos a través de distintas vías, como es la fidelización a pie de calle, la publicidad… Concretamente, España es uno de los países europeos que cuenta con un menor porcentaje de personas que donan a la solidaridad (un 19 % en contra del 61 % en Austria, por ejemplo). Para aumentar la colaboración, las ONGs organizan campañas para conseguir más visibilidad y recursos mediante:

  • Las cuotas de socios: esta es una de las maneras más conocidas de conseguir financiación y, generalmente, la que más estabilidad económica y de fidelidad aporta a la acción de una ONG. Este tipo de ingresos conlleva una gran labor de contacto y motivación de los donantes para que sigan identificándose con los valores de la ONG y sus actividades.
  • El apadrinamiento: una de las amplias opciones que dan las ONGs para colaborar con su actividad es apadrinar a una persona (niños, mujeres…) con una contribución periódica, creando un vínculo personal entre el receptor y el emisor de la ayuda.
  • Financiación colectiva: ya sea a través de microdonaciones específicas (un ingreso en su cuenta bancaria) o a través del uso de plataformas de crowdfunding solidario, en el que se apoyará un proyecto específico o la realización de retos solidarios -como hace iHelp.org-.
  • Los legados solidarios: esto es, que las personas puedan dejar en su testamento una herencia a nombre de una ONG.
  • Otros: como es la venta de productos o servicios (por ejemplo, a través de una iniciativa de Comercio Justo o de merchandising); organización de eventos para la implicación de los asistentes; cenas benéficas, rentas por propiedad…

Para la búsqueda activa de nuevos ingresos, las ONGs invierten en técnicas de marketing, comunicación y recursos humanos. Si queremos saber exactamente cómo se financia nuestra ONG de confianza u otra que queramos apoyar, tan solo tendremos que buscar en su web el apartado de “cómo nos financiamos” o preguntarles directamente. Para garantizar la transparencia y confianza, es vital que las ONGs aporten este tipo de información a sus socios o posibles donantes.

3. Fondos privados | Jurídicos

Las entidades sin ánimo de lucro no solo cuentan con las donaciones u otras aportaciones de terceros, sino también con la ayuda periódica o específica de empresas y otro tipo de instituciones a través de estas vías:

  • La financiación de proyectos concretos: a cargo, por ejemplo, de las Obras Sociales de  las entidades bancarias, fundaciones de otra índole (energéticas, de telefonía…) y empresas privadas.
  • El patrocinio privado: las ONGs reciben recursos económicos a cambio de algo, generalmente, publicidad de las instituciones que le han apoyado. Esto ocurre por ejemplo cuando una marca decide patrocinar una campaña o un determinado evento (una fiesta de recaudación de fondos, por ejemplo).
  • El mecenazgo: es el bien monetario o en especie que una organización aporta para el desarrollo social, cultural o científico de la sociedad. Esto se da con las donaciones que una sociedad/compañía o un empresario da a ONGs en concreto para ayudarles en su actividad y favorecer su sostenibilidad.

Estas tres actividades pueden formar parte o no de las actividades de Responsabilidad Social Corporativa de una empresa (RSC o RSE en sus siglas), pero sí que están relacionadas con una mejora de la reputación de los donantes.

3. Fondos públicos

Sí, aunque se hayan reducido o endurecido sus requisitos de acceso, lo cierto es que un 60 % de los fondos con los que cuentan las ONGs españolas son financiados por el sector público. Se estima que las contribuciones de los organismos públicos fueron de 200 millones de euros en 2015, afirmándose que se trata de las cifras más baja de los últimos 10 años y con expectativas de que sigan reduciéndose.

A pesar de que sean su principal recurso económico, las entidades deben enfrentarse los recortes de presupuestos; a altos niveles de burocracia que ralentiza la puesta en marcha de proyectos de cooperación -las ayudas suelen convocarse una vez al año-; el retraso en el pago; la gran competencia entre las ONGs de nuestro país, y a que en muchas ocasiones estas aportaciones no garantizan su independencia. En este sentido:

  • Las ONGs tienen la posibilidad de acceder a convocatorias públicas europeas, estatales, regionales o locales
  • Mediante la financiación de proyectos, de convenios específicos y de concursos públicos
Sigue nuestras redes
Whatsapp

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *