Dan Pallotta y la financiación de las ONGs

En este vídeo, Dan Pallotta , un empresario y activista humanitario muy conocido en América, desarrolla su charla TED sobre en qué nos estamos equivocando en la manera que vemos a la beneficiencia (para quién no sepa lo qué son las charlas TED).

La controversia con respecto a este vídeo gira en torno a cómo se financian las ONGs y si es correcto utilizar el dinero de los donantes para llevar a cabo estrategias de marketing o labores de fundraising que aseguren el crecimiento de la ONG, en vez de invertirlo directamente en la causa solidaria por la que los fondos han sido recaudados. La pregunta es:

¿Qué parte de mi donación va a la causa vs. a los gastos generales de la entidad?

Desde iHelp tan solo queremos que los usuarios que colaboramos con ONG de manera activa o realiza donaciones esporádicas nos planteemos la labor de acción de este tipo de entidades y cómo se financian para que podamos entender y tomar una posición con respecto a lo que Pallotta defiende en este video.

¿Con qué recursos cuentan las ONGs?

En este vídeo se abre un debate en torno a los recursos que reciben las ONGs y la moralidad del uso de los mismos. Pallotta nos cuenta que no es del todo correcto valorar el funcionamiento y la eficacia de una entidad sin ánimo de lucro por gastar poco. Más bien, nos cuenta que debemos valorar si estamos invirtiendo nuestro dinero en solidaridad correctamente por lo que estas ONGs son capaces de hacer: por sus logros.

Sin embargo, para conseguir ayudar a más gente y promover el desarrollo de sus sociedades, deben contar con recursos. Hasta hace unos años, muchas de las fundaciones y asociaciones de nuestro país sobrevivían prácticamente con las aportaciones que recibían de la administración pública. Sin embargo, según el recién publicado Informe del Sector de las ONGD 2016, los fondos privados privados obtenidos en 2015 fueron de casi 300 millones de euros, mientras que las aportaciones públicas fueron de menos de 200 millones. Se llega a afirmar que los fondos públicos han caído a su cifra más baja de los últimos 10 años.

Actualmente para obtener fondos las entidades sin ánimo de lucro han decidido (o se han visto obligadas) a financiarse en primer lugar mediante las aportaciones privadas -opción usada desde el principio por ONGs como Greenpeace por garantizar su independencia política-. Para obtener estos recursos, las ONGs recurren a técnicas de marketing y comunicación, con un equipo profesional detrás que se dedica a buscar nuevos socios. Esto se traducirá en un aumento progresivo de las donaciones. La cuestión es la siguiente:

Más donaciones, más recursos, más poder de acción y de ayudar

Nuevas alternativas para conseguir fondos

Durante los últimos años, una de las nuevas y bien valoradas estrategias de fundraising utilizadas por las ONGs son las plataformas de crowdfunding. Por ejemplo, iHelp es una que pueden utilizarse en nuestro país. En nuestro caso, para recaudar fondos las ONGs deberán presentar información detallada sobre sus actividades y demostrar que están correctamente registradas y al corriente de pagos. iHelp las valorará y, cuando tengan el visto bueno, podrán presentar un proyecto en nuestra plataforma.

A partir de aquí tendrán dos maneras de recibir la financiación: mediante donaciones directas a la propia ONG y sus proyectos, o mediante la creación de retos por personas particulares. Esto es, correr una maratón en favor de una ONG o realizar un reto solidario personal como bajar de peso.

 

La cuantía de dinero que recibirán dependerá de cómo muevan sus proyectos las ONGs (en sus redes sociales, entre sus socios…) y del compromiso de la persona que se convierte en su embajadora (moviendo su reto entre sus allegados, consiguiendo donaciones a través de otros canales…)

Pero, ¿qué es el fundraising?

Las ONGs deben diversificar fondos si quieren asegurar su sostenibilidad. Para ello, invierten parte de sus recursos para generar nuevos ingresos con los que, a su vez, incrementarán los recursos destinados a campañas (para atraer más donaciones), acciones concretas o programas de desarrollo. Todo esto es fundraising.

Se trata, por tanto, de todas las actividades que se utilizan para captar y gestionar fondos -o bienes- siempre que tengan un destino no lucrativo. Comprar un boleto de una ONG, las donaciones a campañas, entregar comida o juguetes en Navidad, el micromecenazgo en plataformas como iHelp o la asistencia de un evento organizado por una ONG, es fundraising.

Después de saber un poco más cómo se financian las ONGs toca preguntarse si estamos de acuerdo o no con lo que argumenta Pallotta y, sobre todo, si las ONGs con las que colaboramos son lo que esperamos de ellas. ¿Gestionan de manera eficiente sus recursos?, y ¿nos demuestran sus logros y rinden cuentan del dinero que hemos donado?

#ihelp #ayudanosaayudar

Sigue nuestras redes
Whatsapp

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *